noviembre 09, 2009

moving through the silence without motion



Ayer fue el segundo concierto de los Killers en el palacio de los deportes de la Ciudad de México.
Sería muy fácil reseñar ese concierto diciendo que la instalación de las luces que traían era impresionante; que los integrantes de la banda (de los cuales no conozco a otro que no sea Brandon Flowers) se lucieron echandole mucha ganas, dejando todo en el escenario y que la acústica del palacio es pésima para este tipo de conciertos (no lo había notado en ningún otro concierto en ese lugar).
Podría decir un montón de cosas bien azotadas si fuera más fan y podría criticar muchas cosas más si no me gustaran tanto.
Pero no, para reseñar ese concierto es necesario hablar de Rivers Cuomo y del ensayo que escribió por ahí del 2004 para regresar a estudiar a Harvard.
En ese ensayo, Cuomo habla de la frustración que sufría al no poder llegar a los resultados de los que él se sabía capaz, de como se apartó del mundo y estudió la obra de Nietzche y de Goethe para descubrir el secreto detrás de la creatividad, de como estudió la vida de grandes conquistadores (Julio Cesar y Napoleón) para conocer sus estrategias de dominación y así llegar a SU propia dominación mundial.

Buscaba la estructura de la canción pop perfecta y para eso estudió la obra de otros artistas pop; Kurt Cobain, Billie Joe Armstrong, los hermanos Gallagher.
Después de dos años de retiro y aislamiento, llegó a la conclusión de que lo que necesitaba era acción, necesitaba tocar y practicar para alcanzar la grandeza. Y sus estudios le ayudaron, creó un disco muy exitoso de Weezer (el disco verde) y llevó a su banda a alturas que no había alcanzado antes.

Mientras tanto, en el palacio de los deportes, un grupo formado en una de las ciudades más feas del mundo, logra dar un espectáculo perfecto.

No, no soy el más grande de los fans de los killers. de las 19 canciones que tocaron, 7 no las conocía.
pero las otras 12 las canté de principio a fin. sólo porque son buenas, y pegajosas, y cursis, y melosas, y tienen guitarras y pianos y líneas de bajos, y coros cantables, y son bailables, y algunas se prestan para los aplausos y porque tenían luces que iban de acuerdo a lo que cantaban, creo.

Cuando tocaron shadowplay, original de joy division, los tamborazos y las luces me atraparon como hace mucho no me pasaba. Si, los 2 many dj's tenían un show más impresionante, y los de Metallica saben exactamente como embobar a todo el mundo con una pantallota, pero las luces del escenario y las letras de ian curtis y los tamborazos y ver el palacio de los deportes moviéndose al ritmo de esos tambores y ver no se cuantas miles de cabezas brincando al unisono, pues, se siente muy bien.

el sonido no era perfecto pero se compensa con escuchar al público cantando el coro de All These Things That I've Done durante 5 minutos, o el coro de Mr. Brightside con la emoción de los celos que todo el mundo ha sentido.

Puedo decir que este concierto lo viví fríamente, no tenía ni planes ni tantas ganas de ir pero al final me convencieron, y no me arrepentí. no es mi banda favorita pero la calidad del concierto les subió algunas rayitas en la escala de agrado de mi corazón. las luces me encantaron y ver a todo el mundo bailando también.

Mientras Rivers Cuomo sigue buscando las canciones perfectas en la obra de julio cesar y nietzche, brandon flowers las encontró en los focos y los casinos de las vegas. En el amor por su hijo de no se cuantos años y en el amor a la música.

y eso yo se lo agradezco hartamente.

4 comentarios:

isra perez al cuadrado dijo...

pss see, son chidos en vivo, creo q ya tienen la formula de sus canciones muy bien hecha, yo los vi no se cuando en el foro sol y pss si es impresionante ver a tanta gente coreando mr. brightside, yeah q t la paste yeah!!!

isra perez al cuadrado dijo...

by the way... contando mi numero de entradas creo q es oficial, regrese al blogueo!!! y decias q no!!! jajaja

andrea dijo...

Es que en el momento de escuchar esas canciones taan coreadas y combinarlas con luces tan pensadas y bonitas y comprobar tanta euforia junta, es inevitable olvidar los peros que pudieran haber.
Sí, se siente bien bonito.

Yo no pude esconder la emoción ni vivirlo fríamente...(ja eso explica mi "issue")

Absolut Valium... dijo...

Es inevitable sentirse atrapado por las luces de colores... soy como una moca, si tiene luz, ya caí
(tsss... facilota)
Igual no soy fan de the Killers, pero he de reconocer que tienen una formula probada, que hace que la gente le entre a la euforia.

ideas y más ideas y más...