septiembre 15, 2008

tomando fotos en la playa para matar el tiempo

unas cuantas horas de tranquilidad en el pacífico, un hotel donde no hay nada que hacer ni nadie a quién molestar, una familia agüevonada, una temporada de lluvias que no ayuda en nada, un mar que no deja alejarse más de 15 metros de la playa


y nada hay de malo en todo eso

y el mar se encabrona cada vez que se mete el sol 

y todo está muy bien, hasta los cocos transeúntes y los moscos en las hamacas

3 comentarios:

Anónimo dijo...

que bonitas fotos..!!

el chilango dijo...

gracias tu!!
pa cuando las alitas?

Andrea dijo...

pff qué agusto se ve eso.

ideas y más ideas y más...