mayo 14, 2009

cada vez más pallá


todo empieza con una felicitación; el sujeto en cuestión recibe numerosas muestras de reconocimento por la simple y sencilla razón de que en algún momento del día cumplirá un año más deambulando por el mundo.

el afortunado felicitado pasa todo el día feliz, a veces más de un día pues hay algunos incautos que lo felicitan desde antes y algunos otros que lo felicitan después.

amigos y familiares pueden aprovechar la ocasión para dar al festejado algún regalo que honre la relación que los une, ya sea de amistad, amor o sangre. un abrazo no es suficiente, los regalos acostumbran ser materiales y a veces el cumpleaños se presenta como la ocasión perfecta para regalar ese objeto tan preciado que en cualquier otro día del año no sería prudente otorgar.

se le desea al celebrado que viva muchos días más como ese al tiempo que se le recuerda cuanto se le aprecia.

muchas felicidades, pasatela padrísimo, festeja mucho, que cumplas muchos más, etc etc etc. son sólo algunas de las frases utilizadas en estas situaciones.

ciertamente los cumpleaños se disfrutan porque así se ha educado a la gente desde hace muchos años, (el cumpleaños de uno con inciciales JC es una de las fiestas más grandes del mundo, por dar un ejemplo), pero no deben ser diferentes a cualquier otro día. hacer una fiesta para celebrar el hecho de que estamos vivos debería ser una excusa tan buena y tan usada como la de la fiesta para celebrar un cumpleaños. pasarsela muy bien es algo que todo ser humano tiene que intentar hacer todos los días del año, no sólo en su cumpleaños, y si es una persona miserable, entonces el día de su cumpleaños sólo tendrá más razón para sentirse miserable. imagino que llega un momento en la vida de cada persona en que los festejos son cada mañana que se alcanza y los cumpleaños son los únicos días que se temen.

si alguien merece una gran felicitación son los padres del que cumplió un año más de vida, finalmente, para bien o para mal, ellos son los que lo trajeron al mundo y los principales responsables de que haya llegado hasta la edad que alcanza en ese día tan especial.

¿porqué será que la gente espera y se limita a ese día para decirle a los demás lo que piensa de ellos? ¿no sería mejor hacer eso en cada ocasión que se sienta? ¿o en cada ocasión que se pueda?

los cumpleaños no son la gran cosa, pueden llegar a ser realmente nocivos cuando una persona tiene muchas ilusiones de que llegue su cumpleaños y resulta ser un día tan normal como el anterior. facebook ha hecho que los pocos que se acuerdan pasen a un segundo plano. las llamadas telefonicas han sido relegadas al rincón de los que no tienen internet. los cambios de horario se convierten en la mejor excusa para dejar todo al último.

a mi me gusta que me feliciten por el medio que sea, es el único día que no utilizo el internet para no ver mis mensajes hasta la noche. apunto los nombres de todos aquellos que se acordaron y procuro devolverles el detalle.

lamentablemente no puedo vivir siguiendo los lineamientos que propuse porque no acostumbro hacer fiestas y la gente con la que me comunico constantemente ya más o menos sabe lo que significa para mí y no necesitan que se los repita en cada ocasión.

ayer fueron 24 años de vida.

a una pregunta de la que para mi merece las felicitaciones, me vi haciendo una pequeña retrospectiva para ver que cosas he logrado en estas dos docenas de años cumplidos.

faltan muchas cosas por lograr, pero cada cima no alcanzada es una experiencia más que eventualmente me ayudarán en alguna otra cima. cada podio no alcanzado es un recuerdo con alguno de ustedes. cada 10 no obtenido es un kilometro más de vida.

gracias a todos por estar aquí


3 comentarios:

El Junky!! dijo...

Si, las fiestas de mi cumpleaños suelen ser de las más grandes fiestas del año.

Absolut Valium... dijo...

Que bonito post cumpleañero!
Felicidades again!

Andrea dijo...

Felicidades no por el nuevo año sino por los 23 de antes.

ideas y más ideas y más...