septiembre 04, 2009

a place called home

Me faltan diez días de fotografías y aventuras en albercas saladas* y rompeolas* y aviones* y embarcaciones* y animales salvajes que no parecen animales salvajes* y volcanes que siguen vivos* y la montaña más alta del mundo medida de su base al techo* y aeropuertos más rústicos que la cabaña que había en mi casa vieja* y muchas muchas cosas más*, pero por el momento sólo aviso que ya enllegamos y enllegamos bien y no se nos perdió ninguna maleta* ni ningún miembro importante de la excursión.


(Nótese que esta foto no la tomé yo y no tiene casi nada que ver con nada porque no llegué ni por ahí ni por ese medio a la ciudad, sólo quería ilustrar mi llegada, gracias)

Muy próximamente, todas las fotos (que valen la pena) en el facebu y muchas varias aquí.
Gracias, vuelvan pronto.

*Todo lo que tenga asterisco será explicado un día de estos

2 comentarios:

Andrea dijo...

Ya decía yo...
A mi me emociona escuchar: Bienvenidos a la Ciudad de México, o ver el letrero o bienvenido paisano y eso.. me sale mi lado chilango muy fuerte jaja.
Sube más por aca o..

andrea dijo...

O no las voy a poder ver! Ja

ideas y más ideas y más...